Relatos Mindful

“La Mirada Atenta de Julia” es un blog que habla de Mindfulness en la vida cotidiana. Porque sólo cuando estamos con todos los sentidos atentos a lo que está ocurriendo en cada fragmento de tiempo, con una actitud curiosa, abierta, sin prejuicios y bondadosa, podemos decir que estamos viviendo de forma plena y de verdad la vida.

  • 20 minutos

    Este año el trabajo le había dejado absolutamente exhausta, por ello estaba decidida a seguir algunas pautas de autocuidado que le permitieran recuperarse y atenderse a sí misma un poco más. Se había propuesto, sin rigideces, meditar un par de veces al día y cuidar su alimentación con unas buenas dosis de saludables frutas y verduras, aunque su dieta veraniega no podía quedar exenta de alguna que otra cerveza diaria muy fría. A su lista le seguía dormir ocho horas o más, olvidar por un tiempo la presión siempre autoimpuesta del trabajo,

    Ver más
    Lee mi relato completo
  • El experimento de los ojos

    “Quien esté libre de sufrimiento que tire la primera piedra”, pensaba Julia mientras miraba a través de la ventana a la gente que pasaba. En muchos momentos, sobretodo cuando los dolores del alma apretaban, o los miedos, o las expectativas a la enésima potencia, o las sutiles inseguridades… como buena cáncer cangrejo se escondía en su caparazón, segura y aislada de las otras miradas. Cuántas veces se había sentido avergonzada, cuántas se había disfrazado con sus mejores galas para no ser captada en su fragilidad. Sin embargo, las visiones a través de la ventana le devolvían su propia mirada.

    Ver más
    Lee mi relato completo
  • La tostada con sabor a Universo

    Como cada día al llegar a su lugar de trabajo encendía el ordenador, las luces y el aire para refrescar el ambiente que el sol del día anterior había cocido a golpe de rayos y horas. Entonces sacaba de su mochila lo previsto para su jornada. Mientras todo iba despertando, cogía un poco de dinero, el tabaco y salía llaves en mano de su despacho. En su camino a la cafetería, los primeros encuentros con los tempraneros, los buenos días con palabras, con gestos sin estridencias, más bien con suavidad,

    Ver más
    Lee mi relato completo

Suscríbete al blog con tu correo electrónico

Recibe en tu correo electrónico nuestro boletín de novedades y no te pierdas ninguna publicación