Amasijo de miedos

Cuando se dio cuenta ya era demasiado tarde para borrarlos de su mente. Había abierto su particular caja de Pandora de la que salieron en estampida todos y cada uno de los miedos que se habían ido acomodando a lo largo de los últimos años.

Cada situación llevaba aparejada una angustia, desde las más absurdas e insignificantes a las más pesadas y tortuosas. Estaban aquellas que marcaban distancias entre sus pies y la tierra firme como los miedos a las alturas o a las profundidades del mar. Éstas eran motivo de temblores,

Ver más

La base

Observa tus dedos. Déjales hablar. Sin esfuerzo dales vida, que sean libres para imprimir las letras sobre el blanco del olvido.

Olvidaste quién eres.

Que se muevan alegremente en el espacio donde la nada se tiñe de colores con la vida.

Crea.

Parte de una base, no importa si es pequeña o grande, cualquiera sirve para hacer grandes cosas, para darles vida a los sueños, a la nostalgia, a la emoción atrapada, para que tu aliento no sea bala que revienta en tus adentros,

Ver más

Entre humos

Otra vez entre mis dedos, beso tu boca aspiro tu beso. Inhalo tu aliento que me quema a fuego a velocidad de vértigo llegando espeso a este corazón cansado de quererte todo el tiempo.

Cuando siento miedo eres mi respaldo y mi valor, seguro ilusorio, cobijo secreto, amigo sin condiciones que nunca falla cuando me pierdo, mi aval de éxito, el impulso de mis actos y el bastón en el que me apoyo porque mis piernas se volvieron cojas hace tantos años que ni recuerdo.

A veces ingenua te busco para emprender el vuelo,

Ver más