• El surfista

    Una tarde más se calzaba las chanclas y se anudaba a la cintura el pareo blanco con el dibujo de una hoja verde de cáñamo, bajo la cual aparecía escrita en letras minúsculas la palabra “peace”. Por encima, una camiseta comedidamente holgada y desgastada por el uso hacía entrever el bikini de gamas azules a juego con el mar.

    Le gustaba pasear por la playa al atardecer, cuando el mar se embravece pero siempre muere suave en la orilla, refrescando los pies con el chapoteo del caminar ligero.

    Ver más

    Lee mi relato completo
  • El colgante móvil de techo

    La habitación estaba habitada por pájaros blancos como gaviotas, danzantes al ritmo de las notas y pendientes de unos hilos que les impedían soltar el vuelo, nunca vivido, desde ese rincón de la sala.

    Volar, querer volar… cuando los hilos atenazan las alas, y poseen el poder, otorgado por los años, de conferir contadas licencias: contemplar la mirada azulada de la mujer de negro del cuadro, oír el chirriar de las dos sillas milimétricamente dispuestas a ambos lados de la plomiza mesa, respirar el aire salino que el mar devuelve al romper de las olas o escuchar a la nada vitoreando cantos mortuorios que martillean lentamente el corazón.

    Ver más

    Lee mi relato completo
  • Con dos linajes, ¡ahora sí!

    Algunos lectores del blog me han preguntado en diversas ocasiones quién es Julia, la que mira atenta la vida y a la que le doy voz con mis palabras en este blog, y siempre contesto lo mismo: Julia soy yo.

    Yo visto con otro nombre en los papeles, con el de mi padre hecho mujer con María, y con él incorporada al linaje paterno, pero dejando en el olvido oficial, no sé si con intención o no, el que heredé de mi familia materna, porque Julia fue la abuela que conocí,

    Ver más

    Lee mi relato completo
  • enROLa2

    Cuando revisas en tu vida, pasada, en la presente, en cada instante, buscando cómo vas por la vida,

    Cuando los que te observan en los teatros ven claramente el papel que interpretas,

    Cuando buscas qué viste en los que has amado y a los que elegiste para interpretar y descubres alguna de esas etiquetas que te aprisionan sin que te des cuenta,

    Entonces, la ves, la sientes, la experimentas en muchas facetas y en muchos momentos. En ocasiones, cuando sucede, te encuentras descubriendo consciente otros amagos de papeles que todavía no afectan.

    Ver más
    Lee mi poesía completa
  • Viaje

    No sé a dónde voy.
    Más que con expectativas
    Voy expectante,
    Con los ojos abiertos
    ¡Y los oídos bien puestos!

    Ver más
    Lee mi poesía completa
  • Sin tiempo

    Pensaba recorrer los años hasta agotarlos, escribir, leer, respirar, mirar, descansar sin acudir al tiempo, sin agendas que dirigieran sus movimientos.

    Ver a su hijo crecer, crear, procrear…

    recreando su mirada sin tempos, con todo su aliento, sentada en la hamaca de su jardín de los sueños observando serena, sintiendo sin prisas, amando la vida, viviendo viviendo…

    Ese día supo que no llegaría.

    Ese día los almendros en flor lo habían escrito en el cielo, mientras conducía, era febrero, blanco febrero…

    ¡Y ella que quería llegar a viejita! 

    Ver más
    Lee mi poesía completa
Sobre el Blog de La Mirada Atenta de Julia y Maria José Nácher

Sobre el blog La Mirada Atenta de Julia

“La Mirada Atenta de Julia” es un blog que habla de Mindfulness en la vida cotidiana. Porque sólo cuando estamos con todos los sentidos atentos a lo que está ocurriendo en cada fragmento de tiempo, con una actitud curiosa, abierta, sin prejuicios y bondadosa, podemos decir que estamos viviendo de forma plena y de verdad la vida. Que su mirada te haga sentir a ti amigo-amiga, más allá de las palabras, experiencias compartidas y te abra a nuevas formas de vivir, saltando hacia espacios luminosos detenidos en el tiempo. Leer más sobre Julia

Suscríbete al blog con tu correo electrónico

Recibe en tu correo electrónico nuestro boletín de novedades y no te pierdas ninguna publicación